COMPLETAS


EXÁMEN DE CONCIENCIA


V. Nuestro auxilio es el Nombre del Señor.

R. Que hizo el cielo y la tierra.


V. Yo confieso.

R. Ante Dios todopoderoso, y ante vosotros hermanos, que he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión. Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa. Por eso ruego a santa María, siempre Virgen, a los ángeles, a los santos y a vosotros, hermanos, que intercedáis por mí ante Dios, nuestro Señor.


V. Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna.

R. Amén.


VERSÍCULO INTRODUCTORIO




HIMNO




2.- Te corda nostra sómnient

te per sopórem séntiant,

tuámque semper glóriam

vicína luce cóncinant.


3.- Vitam salúbrem tríbue,

nostrum calórem réfice,

tætram noctis calíginem

tua collústret cláritas.


4.- Præsta, Pater omnípotens,

per Iesum Christum Dóminum

qui tecum in perpétuum

regnat cum Sancto Spíritu. Amen.


TRADUCCIÓN

Oh Señor, Creador del Universo,

a punto de acabar el día,

te pedimos nos guíes y ampares,

con la clemencia que acostumbras.


Que te sueñen nuestras almas,

y te sientan en su descanso;

que celebren siempre tu gloria,

bajo aquella luz ya cercana.


Danos una vida saludable,

aviva nuestro amor,

vuelve diáfana, con tu luz,

la oscuridad de la noche.


Concédenoslo, Padre Todopoderoso

por medio de Jesucristo, tu Hijo,

que con el Espíritu Santo reina contigo

por los siglos de los siglos. Amén.




O bien:




2.- Y mientras el cuerpo reposa, / vigile el corazón amante,

y por la luz de tu Palabra, / nuestra oración sea constante.


3.- Por este día que nos diste, / a ti, Dios Padre, damos gracias,

a Jesucristo, Señor nuestro, / y al que consuela nuestras almas. Amén.


SALMODIA


Salmo 33


2 Bendigo al Señor en todo momento,

su alabanza está siempre en mi boca;

3 mi alma se gloría en el Señor:

que los humildes lo escuchen y se alegren;

4 proclamad conmigo la grandeza del Señor,

ensalcemos juntos su nombre.

5 Yo consulté al Señor y me respondió,

me libró de todas mis ansias;

6 contempladlo y quedaréis radiantes,

vuestro rostro no se avergonzará.

7 Si el afligido invoca al Señor, él lo escucha

y lo salva de sus angustias;

8 el ángel del Señor acampa

en torno a sus fieles, y los protege.

9 Gustad y ved qué bueno es el Señor,

dichoso el que se acoge a él.

10 Todos sus santos, temed al Señor,

porque nada les falta a los que lo temen;

11 los ricos empobrecen y pasan hambre,

los que buscan al Señor no carecen de nada.

12 Venid, hijos, escuchadme:

os instruiré en el temor del Señor;

13 ¿Hay alguien que ame la vida

y desee días de prosperidad?

14 –Guarda tu lengua del mal,

tus labios, de la falsedad;

15 apártate del mal, obra el bien,

busca la paz y corre tras ella;

16 los ojos del Señor miran a los justos,

sus oídos escuchan sus gritos;

17 pero el Señor se enfrenta con los malhechores

para borrar de la tierra su memoria.

18 Cuando uno grita, el Señor lo escucha

y lo libra de sus angustias;

19 el Señor está cerca de los atribulados,

salva a los abatidos.

20 Aunque el justo sufra muchos males,

de todos lo libra el Señor;

21 él cuida de todos sus huesos,

y ni uno solo se quebrará.

22 La maldad da muerte al malvado,

y los que odian al justo serán castigados.

23 El Señor redime a sus siervos,

no será castigado quien se acoge a él.



LECTURA BREVE 1 Ts 5,9-10

Dios nos ha destinado a obtener la salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo; él murió por nosotros, para que despiertos o dormidos, vivamos con él.

RESPONSORIO BREVE




O bien:





CÁNTICO EVANGÉLICO


ANT.:




O bien:




Cántico NT 3: Nunc dimittis

Lc 2,29-32

29 Ahora, Señor, según tu promesa,

puedes dejar a tu siervo irse en paz;

30 porque mis ojos han visto a tu Salvador,

31 a quien has presentado ante todos los pueblos:

32 luz para alumbrar a las naciones

y gloria de tu pueblo Israel.


Se repite la antífona


ORACIÓN

Concede, Señor, a nuestros cuerpos fatigados el descanso necesario, y haz que la simiente del reino, que con nuestro trabajo hemos sembrado hoy, crezca y germine para la cosecha de la vida eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.


R. Amén.


VERSÍCULO FINAL


V. Bendigamos al Señor.

R. Demos gracias a Dios.


BENDICIÓN

El Señor omnipotente y misericordioso, Padre, + Hijo y Espíritu Santo, nos bendiga y nos guarde.


R. Amén.


ANTÍFONA MARIANA




O bien:



O bien:



O bien:



CONMEMORACIÓN DE LOS HERMANOS AUSENTES


V. El auxilio divino permanezca siempre con nosotros.

R. Y con nuestros hermanos ausentes. Amén.