NONA


SÁBADO


VERSÍCULO INTRODUCTORIO



HIMNO





2.- Largíre clarum véspere,

quo vita numquam décidat,

sed prǽmium mortis sacræ

perénnis instet glória.


3.- Præsta, Pater piíssime,

Patríque compar Únice,

cum Spíritu Paráclito

regnans per omne sǽculum. Amen.



TRADUCCIÓN

Oh Dios, Fuerza vital del universo,

que permaneciendo inmóvil en ti mismo,

estableces la sucesión de los tiempos,

y los intervalos de la luz diurna.


Concédenos un anochecer luminoso,

en el que nuestra vida ya nunca muera,

antes bien, sea el premio

de una muerte santa.


Concédenoslo Padre misericordioso,

que con tu Hijo Unigénito

y el Espíritu Paráclito,

reinas por los siglos de los siglos. Amén.


O bien:




SALMODIA


ANT. 1: Confío * en la misericordia de Dios, Sal 51,10b

por siempre jamás.


Salmo 51


3 ¿Por qué te glorías de la maldad

y te envalentonas contra el piadoso?

4 Estás todo el día maquinando injusticias, /

tu lengua es navaja afilada,

autor de fraudes;

5 prefieres el mal al bien,

la mentira a la honradez;

6 prefieres las palabras corrosivas,

lengua embustera.

7 Pues Dios te destruirá para siempre,

te abatirá y te barrerá de tu tienda;

arrancará tus raíces

del suelo vital.

8 Lo verán los justos, y temerán,

y se reirán de él:

9 “Mirad al valiente que no puso

en Dios su apoyo,

confió en sus muchas riquezas,

se insolentó en sus crímenes”.

10 Pero yo, como verde olivo,

en la casa de Dios,

confío en la misericordia de Dios

por siempre jamás.

11 Te daré siempre gracias

porque has actuado;

proclamaré delante de tus fieles:

“Tu nombre es bueno”.


ANT.: Confío en la misericordia de Dios,

por siempre jamás.


ANT. 2: Dios * puso a todos los hombres bajo el pecado, Rm 11,32

para poder tener con todos, misericordia.


Salmo 13


1 Dice el necio para sí:

“No hay Dios”.

Se han corrompido cometiendo execraciones,

no hay quien obre bien.

2 El Señor observa desde el cielo

a los hijos de Adán,

para ver si hay alguno sensato

que busque a Dios.

3 Todos se extravían igualmente obstinados,

no hay uno que obre bien, ni uno solo.

4 –¿Pero no aprenderán los malhechores /

que devoran a mi pueblo como pan

y no invocan al Señor?

5 Pues temblarán de espanto,

porque Dios está con los justos.

6 Podéis burlaros de los planes del desvalido,

pero el Señor es su refugio.

7 ¡Ojalá venga desde Sión

la salvación de Israel!

Cuando el Señor cambie la suerte de su pueblo,

se alegrará Jacob y gozará Israel.


ANT.: Dios puso a todos los hombres bajo el pecado,

para poder tener con todos, misericordia.


ANT. 3: Dios * es mi auxilio, Sal 53,6

el Señor sostiene mi vida.


Salmo 53


3 Oh Dios, sálvame por tu nombre,

sal por mí con tu poder.

4 Oh Dios, escucha mi súplica,

atiende a mis palabras;

5 porque unos insolentes se alzan contra mí, /

y hombres violentos me persiguen a muerte

sin tener presente a Dios.

6 Pero Dios es mi auxilio,

el Señor sostiene mi vida.

7 Devuelve tú su maldad a mis contrarios

y destrúyelos, por tu lealtad.

8 Te ofreceré un sacrificio voluntario

dando gracias a tu nombre que es bueno;

9 porque me libraste del peligro

y he visto la derrota de mis enemigos.


ANT.: Dios es mi auxilio,

el Señor sostiene mi vida.



LECTURA BREVE I Sb 7,27a; 8,1

La sabiduría de Dios, siendo una sola, todo lo puede; sin cambiar en nada, renueva el universo. Alcanza con vigor de extremo a extremo y gobierna el universo con acierto.


Sal 91,6

V. Qué magníficas son tus obras, Señor.

R. Qué profundos tus designios.



LECTURA BREVE II Jr 6,16

Paraos en los caminos a mirar, preguntad por la vieja senda: “¿Cuál es el buen camino?”; seguidlo y hallaréis reposo.


Sal 118,111

V. Tus preceptos son mi herencia perpetua.

R. La alegría de mi corazón.



LECTURA BREVE III Mi 6,8

Hombre, ya te han explicado lo que está bien, lo que el Señor desea de ti: que defiendas el derecho y ames la lealtad, y que seas humilde con tu Dios.


Sal 118,14a.16b

V. Mi alegría es el camino de tus preceptos.

R. Señor, no olvidaré tus palabras.



LECTURA BREVE IV Flp 4,8.9b

Hermanos, todo lo que es verdadero, noble, justo, puro, amable, laudable, todo lo que es virtud o mérito, tenedlo en cuenta. Y el Dios de la paz estará con vosotros.


Sal 144,1

V. Te ensalzaré, Dios mío, mi rey.

R. Bendeciré tu Nombre por siempre jamás.



ORACIÓN

Escucha, Señor, nuestra oración y danos la abundancia de tu paz, para que, por intercesión de santa María, la Virgen, después de haberte servido durante toda nuestra vida, podamos presentarnos ante ti sin temor alguno. Por Jesucristo, nuestro Señor.


R. Amén.


VERSÍCULO FINAL